Servicio de Salud Arica avanza en estrategias de prevención secundaria del VIH para adherencia al tratamiento

El Hospital Regional de Arica Dr. Juan Noé, a través de su unidad de control y atención en salud sexual (UNACESS), cuenta con un innovador programa de rescate de pacientes que han abandonado el tratamiento de VIH que, durante el 2017, permitió que 85 personas retomaran sus terapias con antirretrovirales garantizadas por el Plan Auge.

Así fue confirmado en una reunión de la mesa regional de prevención secundaria del VIH que lidera el Servicio de Salud Arica (SSA) con el fin de promover la adherencia al tratamiento como parte de las estrategias para poner fin a la pandemia en el marco de las metas 90-90-90 de ONUSIDA, es decir, que el 90% de las personas con VIH sepan su diagnóstico, que el 90% esté en tratamiento y que el 90% esté con carga viral indetectable.

Esta actividad contó con la asistencia de la SEREMI de la Mujer y la Equidad de Género, Carolina Luza; del director subrogante del SSA, Juan Urrutia; de la subdirectora subrogante de gestión asistencial del SSA, Magdalena Gardilcic; del médico jefe de la UNACESS, Carlos Gallo, como de representantes de la sociedad civil y de distintos servicios públicos.

Las autoridades del SSA enfatizaron que la mesa de prevención secundaria está en la línea del nuevo plan nacional de VIH/SIDA del Ministerio de Salud que, entre otras medidas, incluye la implementación del test rápido en la atención primaria de todo el país, tal como se hizo en Arica como parte de un plan piloto de la medida.

Respecto al programa de rescate del hospital, el doctor Gallo detalló que comenzó el año pasado a cargo de una dupla de asistente social y psicóloga que realiza visitas domiciliarias a las personas que, por diversas razones, han abandonado sus controles en la UNACESS, lo que se vincula a problemas de estigma, de falta de redes de apoyo o de consumo problemático de alcohol y drogas.

Agregó que, para avanzar en las metas 90-90-90, su unidad ofrece el test de ELISA por consulta espontánea; ha implementado extensión horaria hasta las 20 horas una vez a la semana y los sábados en la mañana; entrega las dosis únicas de terapia antirretroviral según las nuevas guías clínicas del Plan Auge; y está en coordinación con farmacia del hospital para alertar cuando un paciente no retira medicamentos para rescate.

De esta forma, el médico confirmó que el 95 por ciento de las 868 personas en control por VIH en el hospital están con tratamiento antirretroviral.

De esta reunión de la mesa de prevención secundaria saldrán nuevas acciones para implementar el 2018, con el fin de romper con la cadena de transmisión del virus, ya que una persona con sus medicamentos al día logra tener carga viral indetectable y, por lo mismo, ya no puede transmitirlo a otras personas.